martes, 2 de noviembre de 2010

Ana Botella: como vaca sin cencerro

El Ayuntamiento de Madrid ya no sabe qué hacer para acabar con el botellón. Hace al menos 3 o 4 años que yo no lo practico en la Capital del Reino por lo que no sé si se sigue haciendo tanto pero por aquel entonces, con la Ley Antibotellón ya vigente, eran cientos los jóvenes que cada día bebíamos en las calles. Y todos tenemos un amigo que ha sido multado.

Ahora la Concejalía de Medio Ambiente, que dirige la ínclita Ana Botella, ha decidido endurecer esa inútil ley. Lo hará (y cito de EFE):
multando con entre 300 y 600 euros a las personas que participen en un "botellón" nocturno al presumir que, además de beber en la vía pública, que está castigado con un mínimo de otros 300 euros, están produciendo ruido y, por tanto, molestias a los vecinos.
Ana Botella ha indicado hoy que la futura Ordenanza del Ruido, que se aprobará "próximamente", tipificará la participación en un "botellón" como "una forma molesta de ruido" para los vecinos, que será sancionada como "falta leve", porque sólo por participar de noche en esos "grupos grandes" de personas "se está haciendo ruido".
Botella ha dicho también que cada vez hay "botellón", en más lugares de la ciudad y hasta más tarde. Lo cual confirma que la Ley Antibotellón es un fracaso absoluto y que la solución no es multar sino hablar con los jóvenes para buscar alternativas, entender por qué se hace botellón y sobre todo definir el objetivo de la Ley: ¿busca la salud de los jóvenes, mantener limpio el centro, que los vecinos puedan dormir...? ¿O está hecha bajo las presiones de los dueños de los bares?

La, para algunos futura alcaldesa de Madrid, ha coronado su discurso con un anacrónico: "Todos sabemos cómo son las reuniones del 'botellón'", panda rojos y/o pobres, le ha faltado decir, que los suyos beben en bares de Torre Europa.

A mi a lo que me suena es a limitar el derecho de reunión porque ya sabemos como son las reunioes de Botellón, sí, son jovenes que se juntan y hablan, y se asocian y eso es malo, que pronto hay elecciones y lo miso se dan cuenta de que la culpa de todo no la tiene Zapatero, que en Madrid lleva muchos años el PP.

No voy a ponerme a defender ahora el botellón, estoy a favor por muchos motivos, y le pongo muchos peros. En cualquier caso ese no es el debate sino el hecho de que por estar cometiendo una falta va a "presumirse" que estoy cometiendo otra. Y esa presunción atenta contra uno de los Derechos Fundamentales de la Constitución: La presunción de inocencia.

Es más, tras toda una legislatura sin abordar el problema, ¿tan tontos cree Botella que somos que no vamos a asociar este anuncio con una medida electoralista para ganar votos de cara a las elecciones municipalesde dentro de 6 meses?.

PD: La frase que titula este post es una interpretación libre del gran refrán "Ir como vaca sin cencerro" del gran (gran, gran, gran) Rafa Panadero, mejor dicho, yo se la escuché a él por primera vez. Y su significado se entiende perfectamente.


2 comentarios:

Asierin (die deutsche Meinung) dijo...

Vengo de Roma.

Pensé que una ciudad, con el alcalde que tiene...y un país, con el presidente que tiene...no podría estar mejor que nosotros...

Y me equivoqué...nos han sacado, nos sacan y nos sacarán años de ventaja.

Históricamente hemos sido unos patanes y lo seguiremos siendo.

Qué lástima de Madrid que siga organizada por quién la organiza...

Aisssss

P.D. Enamorado di Roma

Rubén Regalado dijo...

Andiamo!!! no sabía que ibas a Roma, que envidia que me das perrillo.

votar