viernes, 27 de diciembre de 2013

Es tu (puta) culpa, desgraciao

Claro, el título es injusto, es probable que el 20N (no podíamos ni imagina entonces lo bien elegida que estaba la fecha para esas elecciones) no votaras a Mariano pero todos somos cómplices de lo que están haciendo. Vivimos aquí. En el país de Campofrío.

Pero esto no va contigo, esto va con los que sí votaron a Mariano y sus secuaces y, a más a más, con los que lo volverían a hacer. Esto es para ti, desgraciao.

Para ti, desgraciá, que estás condenada a parir un hijo con graves malformaciones, condenado a una vida de sufrimiento y dolor. Y con recochineo y burdas mentiras.

Para ti, desgraciao, que sufrirás con tu mujer viendo sufrir a tu hijo y perderás tus ahorros para paliar su sufrimiento porque la Ley de Dependencia ya ni existe. Y con recochineo.

Para vosotros, desgraciaos, que pasaréis frío todo un largo invierno porque no podréis pagar la luz.

Para vosotros, desgraciaos, que acabaréis en la calle porque no podréis pagar la hipoteca y los bancos mandan más que vosotros. Para vosotros, que iréis a pedir ayuda a vuestro ayuntamiento y os dirá que no puede hacer nada, porque ya no pintan nada.

Y cuando queráis quejaros no podréis. O sí, pero os multarán de lo lindo.

Desgraciaos, que sois unos desgraciaos, que vais a ver como vuestro hijo o hija trabaja 40 horas a la semana pero no puede irse de casa porque cobra unos míseros 645,30 euros y con eso no puede pagar un alquiler ni una casa porque, como decía, los bancos y siguen forrándose a nuestra costa.

Porque tu hijo, desgraciao, va a trabajar y aún así, va a ser pobre. El miedo a perder el trabajo como arma.

Porque vosotros, desgraciaos, os jubilaréis, y la mierda de sueldo de vuestros hijos, junto a vuestra mierda de pensión, y los achaques propio de una vida de hacer el mal convertirá vuestros últimos años de vida en un infierno de estrecheces tras una vida de trabajo.

Y yo me alegraré. Me alegraré mucho porque os lo habréis ganado, desgraciaos.

Pero estáis a tiempo. A tiempo de salir a la calle, a tiempo de protestar, de hablar con los desgraciaos que tengáis al lado, de votar otra cosa en las elecciones europeas, municipales y, en 2015, en las nacionales. A tiempo de convertir a España en un país que no dé puto asco.

Dice siempre mi suegro que no hay nada más tonto que un obrero que vota a la derecha, supongo que ese es el problema, que a muchos se os ha olvidado que sois eso, obreros, peones, curritos, trabajadores, proletarios. Es a vosotros a los que hablo.

A los que cortan la línea argumental de este artículo yendo a Londres, con un plan de pensiones privado y colocando al hijo en la empresa de un compañero de pupitre no tengo nada que decirles, salvo que a algunos no habéis podido engañarnos y seguimos creyendo que la lucha de clases existe. Hoy más que nunca.

Y ahora me gritáis, si tenéis cojones, lo de "PSOE, PP, la misma mierda es".

PD: Esto puede considerarse una segunda parte de esto. Leetelo.

Leer más


sábado, 21 de septiembre de 2013

De periodistas, guerras y decencia. Una defensa de laSextaColumna

Ayer laSextaColumna emitió un programa especial sobre Siria. Yo trabajo en laSextaColumna. Creo que debes saberlo.

Por motivos que no vienen al caso hemos hecho ese programa en tres días. Los que sabéis lo que cuesta montar un programa así sabéis que conseguirlo es homérico. Lo normal es tardar al menos 6 o 7 días. Pero laSextaColumna tiene el mejor equipo de Producción, Grafismo, Realización, Cámaras y Redacción del país. Es así.

FOTO: ACNUR
El programa ha hecho un mísero 4% de audiencia. La media del programa es un 6,5% y la semana pasada hicimos un 6,8% de audiencia. Mientras, el baloncesto se marcó un 26% de audiencia y Sálvame un 22%. Deporte, corazón y Siria. ¿Si pidiéramos en la calle que ordenáramos los temas en función de cuánto nos importan o de su importancia, qué nos saldría? Hipocresía pura.

Este es el país que tenemos. Todos nos preocupamos mucho por los negritos, los refugiados sirios o la gente de Haití. Pero cuando una televisión nacional le dedica una hora en Prime Time no lo ve ni dios. Pregunten en ACNUR cuánto estamos donando los españoles para ayudar a los sirios.

El programa de ayer, además, provocó un intenso debate en Twitter. A los fanáticos que insultan o critican el programa por motivos opuestos (de defensores de Al Qaeda a vasallos de EE.UU. nos llamaron) se sumaron varios periodista de los llamados de guerra. Es decir, periodistas que se juegan la vida para que sepamos, desde nuestro cómodo sillón, qué pasa en sitios que, vista la audiencia, nos importan un pepino.

Estos compañeros (espero que no les moleste que crea que compartimos oficio) critican que nadie de laSextaColumna haya ido a Siria para el programa. Vienen a llamarnos vendidos a quienes nos hemos dejado la piel para que los españoles sepan que en Siria han muerto más de 100.000 personas y hay 2 millones de refugiados. Qué malos somos.

FOTO: Blog 'Un mundo en guerra'
Tienen razón, deberíamos haber ido. Pero ninguno de los periodistas que hacemos laSextaColuma hemos tomado esa decisión, al revés. Estos compañeros disparan contra nosotros y no contra quien toma las decisiones. No es justo.

Sostienen que, puesto que no nos han dejado ir, deberíamos habernos negado a hacer el programa. Tienen razón. Pero vuelven a ser injustos. El miedo es libre. Y las hipotecas, y los hijos en camino, y la comodidad de las redacción (qué cojones). Que ellos sean (si lo son) un ejemplo de dignidad no les da derecho a exigir a todo el mundo que lo sea también.

"Esta gente no compra imágenes, las coge de Youtube". El Mundo Today ya hizo risa con eso pero no sé si es peor la mentira o el desconocimiento, si es peor ser un mentiroso o un ignorante. laSexta paga a agencias un canon para usar sus imágenes. Y estos compañeros lo saben. ¿O acaso consideran periodistas de segunda a quienes graban estas cosas?

Ni a Ceuta fueron!". Cierto. No hemos al Barrio de El Príncipe. Las gestiones que hicimos desde Madrid no salieron. Así que le compramos (sí, compramos) imágenes a una tele local. No eran una tele de guerra, pero también trabajan en esto.

"Podrían haber entrevistado a gente que ha estado en Siria". Otra vez el dilema, ¿mentira o ignorancia? Ayer aparecieron en el programa dos periodistas inmensos que han estado en Siria, Álvaro de Cozar y Carla Fibla. Hay muchos más, casi todos han vuelto a Siria (Mariela Rubio, Maysun, Antonio Pampliega, Manu Brabo...). Intentamos entrevistarlos pero al no viajar allí no hemos podido. Con Pampliega precisamente hablamos mientras hacía la maleta para ir al aeropuerto.

Una más. No voy a defender a Alfonso Rojo. Pero a quienes piensan que siempre ha sido el tertuliano que dirige Periodista Digital: usen Google.

Hubo, además, un pique, en el que no voy a entrar, un clásico pique entre periodistas que no me interesa nada (que demuestra en parte la mala situación de la profesión) en que se habló  de dineros y otras cosas. Este es el hilo donde, casi al completo, se produce la conversación que me lleva a escribir esto esta mañana.

Ojalá el programa hubiera tenido material propio como el que usamos para Grecia e Italia (donde viajé yo mismo) o Alemania (grande Blázquez). Ojalá antes, después o durante el programa hubiera habido una conexión en directo sobre el terreno. No la hubo.

Yo, si tengo que elegir entre hacer el programa que hemos hecho o dejar que Siria caiga en el olvido lo tengo claro. Y tú ¿qué habrías hecho?

Leer más


lunes, 9 de septiembre de 2013

No mires el dedo, una cariñosa respuesta a @fanetin

Debes leer el texto que Stéphane M. Grueso publica en eldiario.es antes de entender lo que sigue: 

Ahora sí.

Amigo @fanetin, permíteme ser malo.

Puedes rodear la caja para ver si la persona que está dentro está viva, puedes acercarte con el policía hasta la caja, ofrecerle algo de la comida que llevabas en la bolsa, haberla acompañado, a esa persona de la caja, hasta el centro más cercano de Servicios Sociales. En fin.

Puedes mirar a la luna y no al dedo que la señala porque está bien relatar y enseñar la miseria pero lo importante no es el mendigo que duerme en la calle sino el banco que le quitó la casa, la trabajadora social despedida que ya no lo vista o el enfermero que ya no lo atiende.

Porque el subsahariano del Día no está pidiendo, está siendo explotado por una mafia que le quita la mitad de lo que saca.

Porque mucha de la gente que duerme en la calle cerca de tu casa son enfermos mentales a los que no se está tratando porque no hay medios.
Y del resto, la mitad es gente que ha rechazado rehacer su vida porque están tan acostumbrados a la calle que ya no quieren un techo y no se dejan ayudar por (lo que queda de) los Servicios Sociales.

Porque enfadarse porque la gente duerme en la calle sin señalar culpables y causas te acerca peligrosamente a las tardes de TVE1 donde piden dinero para un pobre niño autista sin contar que necesita ayuda porque Mariano le ha quitado las ayudas.

Y te digo todo esto porque sé que no eres sospechoso de estar haciendo eso que hace la Uno y porque sé también que no has incluido todo esto porque solo querías expresar tu rabia en un día en que todos hablan de Olimpiadas o se ríen de Ana Botella y quieres evitar que olvidemos lo importante.

Por eso te digo gracias, pero también te digo, casi parafraseando a Kennedy que no te preguntes que puedes hacer, y lo hagas, o, mejor dicho, que lo sigas haciendo.

PD Es la primera vez que hago esto, responder a un post digo, y, repito, me he atrevido a hacerlo porque sé que no eres sospechoso de nada, al revés, tu implicación altruista es innegable.

Leer más


domingo, 19 de mayo de 2013

Yo no quiero vivir en este país

Esta ha sido otra de esas semanas en las que la realidad se ha empeñado en tirar por tierra el inapelable trabajo del comandante en jefe. Mariano para los amigos.

Porque por mucho que nos metan con calzador el concepto marca España este país, tozudo, repleto de votantes desinformados, se empeña en demostrar día a día que no merece la pena vivirlo.

Porque no merece la pena habitar un país en el que un hotel rechaza dar alojamiento a un grupo de jóvenes con síndrome de down "por si molestan".
Menos aún cuando su respuesta a la denuncia de la asociación Down España es que no tienen nada contra ellos sino que un grupo con otro tipo de discapacidad intelectual ya había estado en el hotel y había resultado "muy conflictivo". ¡Ah!, que el problema no es CON la discapacidad sino CON UNA discapacidad. Me quedo más tranquilo.
No merece la pena seguir aquí si a día de hoy una sola persona sigue alojándose en el hotel CaboGata Plaza Suites

Porque ningún súbdito (no olvidemos que lo somos, súbditos) español merece un Gobierno que equipara la enseñanza de la religión a la de la Historia, las Matemáticas, la Gramática o las Ciencias Naturales. Las mayúsculas no son casuales.

Porque no es soportable un Gobierno que, semana tras semana miente e incumple promesas mientras hace promesas nuevas que poder incumplir en el futuro.

Y no hay que ir mucho más atrás para gritar que no quiero un país que mata sin escrúpulos a quien no ha nacido en él. O te deja con el cerebro al aire.

Y  porque, en fin, no es soportable un país gobernado por quien compara una banda terrorista con un derecho, a asesinos con demócratas, a personas con monstruos o que se plantee siquiera la posibilidad de generar dolor y sufirimiento a miles y miles de personas a costa de la vírgen María y el niño Jesús.

Son sólo cosas que han pasado en los últimos días o semanas. No es difícil. encontrar argumentos mirando más atrás.

Lo que sí tiene este país es un sentido del humor como ningún otro. Quién ha puesto en entredicho la Marca España ha sido la asociación Down España. Quizás por eso para hacer un anuncio en defensa de esta España nuestra eligieron a un payaso. Tiene sentido.


Leer más


miércoles, 26 de septiembre de 2012

Un poco de cuidado, La Gaceta

Que todos los medios somos perros al servicio de sus poderosos dueños económicos ya lo sabemos todos. O eso me dijeron varias veces ayer en el #25S. (sic)

Pero quién más quien menos intenta disimular. La Gaceta no. Y bien que hace.


Leer más


lunes, 18 de junio de 2012

¿Un respiro? ¿En serio?

Hoy es uno de esos días en que echo de menos a Público.


Leer más


votar