miércoles, 30 de septiembre de 2009

El Soplón

O como un buen trailer puede convertir una mierda como un castillo en una muy buena película.
En la Facultad de Periodismo te explican que las noticias se hacen siguiendo el esquema de la pirámide invertida: primero lo más importante y luego lo menos (es obvio sí, por eso la carrera no vale para nada).
Así que voy a cumplirlo a rajatabla:

No vayáis a ver El Soplón porque es una película mala mala mala mala. Creo que eso es lo más importante, ya puedes irte a hacer cualquier cosa que te apetezca porque el resto del texto es accesorio, lo que pasa es que necesito despotricar.
Esta historia empieza hace un par de semanas, minutos antes de que empezase Malditos bastardos. En los trailers. Uno de ellos fue este.

El resumen es Matt Damon, Steven Soderbergh, una muy buena historia de espionaje, música feliz y 3 puntos graciosos.

Conclusión: debemos ver esa peli, tiene buena pinta.
Conclusión tras ver la película: es increíble lo tontos que somos y cómo nos engañan con los trailers porque la peli, ya lo he dicho, es una mierda como un castillo.

Y me sorprende: la historia es buena y Matt Damon está estupendo, imagino que lo nominarán al Oscar. A todo esto le sumas Steven Soderbergh, que es un director  muy efectista, o sea que consigue el efecto de que te guste lo que hace (aunque sea tan insustancial como Ocean's 13) y el coctel debería ser bueno. Pues no.
¿Ya he dicho que es malísima? Hacia tiempo que no veía a gente salirse de una peli a la mitad.

En fin. Que te ahorres los 13 o 14 euros del cine (más palomitas).


3 comentarios:

Antonio dijo...

Vale, ¿y si nos explicas en qué se basa tu opinión? (que nos ha quedado meridianamente clara, por cierto).

P.S.: ¿Qué tal "Malditos bastardos"? (¿Por qué no la traducirán bien, como "Malditos cabrones" o "Malditos hijos de puta"?)

Rubén Regalado dijo...

la misma duda he tenido yo, por qué no Malditos Cabrones, en fin, reminiscencias cristianas imagino.

Bueno, no se me da bien explicar las sensaciones pero es lenta, no termina nunca de pasar nada, aunque Matt Damon está muy bien tampoco empatizas mucho con el personaje. La trama no está bien llevada, no sabes muy bien qué pasa pero eso no te provoca intriga ni ganas de saber qué pasa sino que te encabrona porque no pasa nada. Y le das esperanza para ver si lugo tiene un final que te reconcilie con la peli y tampoco. La "música feliz" aparece cada dos por tres en la peli pero no está integrada, es como si le pusieran la música de Benny Hill a una peli de Meryl Street, eso no la haría graciosa.
No se si lo he explicado bien, largo si.
De todas formas mi intención no era contar por qué la peli es mala, sólo advertiros para evitatos el sufrimiento.

Antonio dijo...

Bueno, pero hay que saber si eres fiable como crítico de cine, y para eso había que interrogarte hábilmente.

Sobre la longitud, small is beautiful, pero no siempre es posible

votar