domingo, 29 de agosto de 2010

¿A dónde fueron las ayudas del Plan 2000E?

A nuestros bolsillos no, desde luego. Me compré mi coche, un Renault Megane, a principios de octubre de 2009. Me costó XX.XXX euros (me permitan la licencia de no desvelar el precio). Era el momento perfecto para comprar un coche por las ayudas del Plan 2000E y el bajo interés de los préstamos (también porque el IVA aún no había subido).

Desde entonces, hace casi un año, hasta hoy, el Gobierno ha ampliado varias veces las ayudas y los concesionarios han llorado sistemáticamente cada mes anunciando que el fin de esas ayudas y el aumento del IVA (del 16 al 18 por ciento) iban a traer como consecuencia un desplome brutal en la venta de coches. Y así ha sido, y además justo por esos motivos según la patronal de fabricantes, una especie de "ya te lo dije". Por cierto, atentos al segundo párrafo, una mentira como una Catedral.


Es de suponer que si se venden menos coches e porque son más caros. Pues no. Volviendo al principio, en octubre de 2009, con los 1.500 euros del Plan 2000E mi coche me costó, recordad, XX.XXX. La semana pasada fui a ver coches con un amigo y mi Renault Megane le salía por XX.XXX+200 euros.

¡Sólo 200 euros más!

Y lo repito ¡sólo 200! Teniendo en cuenta que a mi me regalaron 1.500 euros (de los cuales por cierto hube de dar cuenta en la RENTA) a mi más que parecerme que los coches son más caros, me parece que son más baratos. Haced las cuentas, repartid 200 euros entre 36 que son los meses que va a tardar mi amigo en pagarlo, sale ná y menos. Y recordad que me "regalaron" 1.500 pero luego Hacienda me birló casi 500.

Es decir, que lo que han conseguido los fabricantes de coches con su permanente discurso victimista de "La subida del IVA y el fin de las ayudas hará bajar las ventas", ha sido justo eso, que bajen las ventas cuando, en realidad, un coche a día de hoy cuesta lo mismo o menos que hace un año.

Pero hay una segunda derivada de este asunto, si el precio final de un coche hoy es el mismo que hace un año pero el precio de hace un año incluía una rebaja de 1.500 euros, ¿por qué esa "rebaja" no repercutía en el precio del coche?
¿Se estuvieron quedando los concesionarios con esos 1.500 euros, que deberían haber supuesto que a mi mi coche me hubiera costado XX.XXX-1.300 euros? (recordad los 200 euros que cuesta hoy un coche, y que consideramos "precio real" del coche ya que no tiene ayudas extras, dejaremos de lado el tema IRPF). Yo creo que sí.

La gente odia a los controladores (menos a César Cabo), pero creo que debería odiar mucho más a los concesionarios y vendedores de coches, desde mi experiencia una panda de mentirosos y plastas que te dicen cualquier cosa para venderte el coche, sin tener en cuenta tu satisfacción.


3 comentarios:

Antonio dijo...

Caveat emptor!

Rubén Regalado dijo...

no, si yo me cuidé mucho pero de ahí a que nos tomen por gilipollas va un largo trecho

sagudino dijo...

A mi también me pasó algo curioso. Estuve mirando coche y me decían que en los XX.XXX finales estaba incluido el descuento. Yo no iba a entregar coche y me mantenían el precio, firmado e indicando que no entregaba. A la semana siguiente fui diciéndoles que entregaba mi coche, y ... no me descontaban los 2000 euros... Blanco y en botella...

votar