viernes, 3 de octubre de 2008

Corazón de...

Los anuncios es lo que tienen, que haces Zapping y claro, pasa lo que pasa. En el intermedio (qué bonita palabra) de los Simpson pongo TVE1 y veo a Anne Igartiburu hablando de Carla no se qué... es muy duro, dice la Igartiburu (olé poema) "arreglarse para una fiesta, claro nos pasa a todas no? como cuando tenemos una boda..."
No me preguntes por qué pero decido quedarme.
Lo que veo es una obsceno reportaje en el que esta hija de no se quién explica cómo elige sus vestidos de alta costura, cómo se maquilla (cuando no la maquilla "un profesional o es invierno"), cómo elige los complementos (en este caso un reloj de oro rosa exclusivo)...
Llega el momento de la fiesta, dice la periodista que firma el reportaje que "se nota que es toda una profesional mientras posa para los fotógrafos".
El cierre de la pieza no tiene desperdicio, la Sra. (o Srta., lo que sea) esta lanzándonos un beso: "ya habéis visto la parte más dura... ahora, a disfrutar de la fiesta"...
Y según veo el "reportaje" pienso en SEAT, Paro, Tipos de Interés... en fin.
PD Tampoco tiene desperdicio el siguiente reportaje que ha emitido el programa, sobre la Duquesa de Alba, a la que "vemos muy sonriente" junto a su novio y que va "pisando fuerte". Yo en realidad diría que la "vemos petrificada" y "pisando nada", o sea, en silla de ruedas. Podéis ver el video aquí.


1 comentarios:

Raúl Pleguezuelo dijo...

El caso es que este fenómeno lo fomenta la audiencia que tienen este tipo de programas. Tampoco tiene desperdicio un anuncio en el que sale el hijo de una de estas super famosas por no hacer nada, en el que el super pijo llama a su mamá para agradecerle lo bien que escoge los quesos.
Ánimo Ruben, eso no es periodismo.
Un abrazo.

votar